martes, 19 de julio de 2016

Rutas del 2016 (II), Visita al castillo de Trevejo en Villamiel (Cáceres). Tierra de Fronteras.


Visita obligada para AOSNAT en el norte de Extremadura. Es una zona de fronteras, limitando al norte con Salamanca y al Oeste con el vecino Portugal y la Sierra de Malcata. Desde Ciudad Rodrigo el acceso fue realizado por los municipios de El Payo y Navasfrías.

El entorno del Castillo es un espectáculo, robles, pinos resineros, acebos, madroños, helechos y el discurrir de numerosos regatos y riachuelos que le dan vida.


 Castillo de Trevejo.

En el pueblo de Trevejo hay varios alojamientos rurales y casas serranas muy bien conservadas. Posee 24 habitantes censados y es una pedanía del vecino municipio de Villamiel. Está situado a 733 msnm y posee un precioso castillo musulmán cuyos cimientos proceden del siglo IX.

En la reconquista, los musulmanes crearon una serie de castillos para defenderse de los cristianos, y uno de ellos es este Castillo de Trevejo. Tras la Reconquista, los leoneses encontraron unas tierras semidesérticas, encargándose las órdenes militares de repoblar la zona.

El actual castillo de Trevejo, debió de construirse a mediados de este siglo XV, sobre cimientos de una base primitiva. Es el que suele hacer las delicias del visitante. En la Guerra de Sucesión Española, sufrió graves daños y se hicieron reformas en el siglo XVIII. En 1859, Trevejo pasó a depender de Villamiel y ya entonces el castillo se encontraba en ruinas.

En la visita pudimos apreciar como resisten al paso del tiempo la torre del homenaje dividida en dos plantas, gran parte de la muralla y varias divisiones interiores en las que hay puertas y ventanas, además de un sótano. También existen en la parte baja restos de un aljibe.
Actual castillo de Trevejo.

Al lado se encuentra el cementerio del municipio y la parroquia de San Juan que está a los pies del castillo de Trevejo y data del siglo XVI. Es de una nave única y cabecera cuadrada y cuenta con un altar exterior y una torre - espadaña aislada que fue levantada sobre un torreón perteneciente a la defensa de la fortaleza. Alrededor de ella hay varias tumbas antropomórficas dispersas talladas en roca en las que al parecer se enterró a algunos de los monjes guerreros que inicialmente fueron propietarios del castillo.
Vista de la zona de la iglesia y el castillo desde el municipio.

Se encuentra protegido bajo la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Como hemos visto estamos en una tierra de batallas y guerras, lo cual ha dado lugar a múltiples leyendas, apariciones y enigmas. A continuación alguna de las historias:

El carnero de oro, según la leyenda aguarda al osado buscador dentro de un pozo que se abre en el patio de armas de la derruida fortaleza templaria de Trevejo.


Las leyendas de los muertos a manos de Fernán Centeno, ha dado lugar a que circulen una gran cantidad de historias mitos y leyendas sobre apariciones de espíritus de templarios y bandidos, lo que además lo dota de un cierto significado esotérico. La verdad es que a esto contribuye el hecho de que parte de su recinto se utiliza como cementerio municipal.

Deseamos que os guste la visita y os invitamos a visitarlo. 
Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada